La vida secreta

de los árboles

 

de Peter Wohlleben

Los árboles nos rodean y algunos especialistas en botánica consideran que se comunican con nosotros, sobre todo en estos tiempos en que bien podrían estar enviando señales de alerta ante el evidente cambio climático.

   Tal vez sí, pero, de acuerdo con el libro La vida secreta de los árboles, ellos sí mantienen una muy profunda y activa comunicación pero fundamentalmente entre los integrantes de su especie. Peter Wohlleben, un guardabosques de profesión, descubrió la vida secreta de los árboles mediante la observación y comparte sus hallazgos en este libro.

  Muchos recordarán cómo Maurice Maeterlink nos asombró cuando describió la vida de las abejas y puso ante nuestros ojos el complejo sistema social que existe en los apiarios. Pues bien, el alemán Wohlleben nos asombra ahora con la descripción de un sistema igual de complejo, pero entre los árboles, esos seres a quienes le atribuimos sólo las actividades del crecimiento y la reproducción.

    Basta con citar un ejemplo para compartir el asombro del autor. Resulta que cuando una jirafa muerde las hojas de la copa de un árbol para alimentarse, en ese momento el árbol desprende un aroma que se esparce a su vecino y éste a su vez lo retransmite. Ese aroma desata la segregación de una sustancia tóxica que impide que las  hojas sigan siendo devoradas por la jirafa. Es una forma de autoprotección sorprendente, sobre todo cuando creemos que las plantas, aunque están vivas, no tienen inteligencia.

   Este libro no sólo aporta conocimientos científicos de gran interés, además está escrito con mucho placer. El autor logra su cometido, sin duda: hacer que el lector vea a los árboles como seres vivos que se solidarizan con su especie.

   

La_vida_secreta_de_los_árboles.jpg

Entre los árboles, intercambiar nutrientes para ayudar al vecino es una regla en época de carencias, lo que lleva a la conclusión de que los bosques son supraorganismos con interconexiones similares a las que existen en los hormigueros o los apiarios.

comillas de apertura.png

Fotografía de Yolanda Ibarra.

IMG_4700.JPG

Comparte: