Liberales y carlistas

de José Ma. Sans Puig

 

Este libro, encontrado en el área dedicada a la historia en el santasantórum, nos muestra que la polarización ha perseguido a las sociedades desde hace siglos y que no es nuevo el deseo de imponer una idea para acabar con otra. 

En el santasantórum proliferan los libros de historia y uno de los más singulares es este: Liberales y carlistas, de José María Sans Puig, editado por la legendaria Editorial Bruguera, y que en su contraportada refiere lo siguiente: “La pugna entre liberales y carlistas, que enfrentó a los españoles durante un siglo, repite el eterno enfrentamiento, en nuestro país, de dos ideologías antagónicas. A los que intentan implantar un sistema progresista, abierto y representativo, se oponen los defensores de los valores tradicionales y del autoritarismo.” Por supuesto que una vez leído lo anterior el lector curioso de inmediato se pregunta la fecha en que el libro fue publicado: septiembre de 1976. Es decir, apenas unos tres meses después de que Adolfo Suárez tomara el poder, luego de la muerte de Francisco Franco un año antes. Y es que, claro, esas líneas no podrían haber sido escritas durante el régimen franquista que estuvo marcado por una férrea censura.
   El conflicto entre liberales y carlistas inició en 1833, a la muerte del rey Fernando VII, quien determinó dejar como sucesora a su hija Isabel II, que apenas tenía tres años de edad. El hermano del difunto, Carlos María Isidro, reclamó los derechos al trono, aduciendo una ley que acababa de ser derogada, la cual prohibía que una mujer llegara al trono. Este conflicto desembocó en una primera guerra, que duró siete años, y a la larga fue el origen de un siglo de guerra civil en España. Se dice fácil, pero fueron cien años de violencia, de muertes inexplicables, algo que en nuestros días parece difícil de creer.
   Pero, más allá de la lucha por el poder, lo que debe llamar nuestra atención es que realmente la confrontación se dio entre dos formas de pensar totalmente contrapuestas y que fueron una consecuencia clara de la Revolución Francesa y la Ilustración. México, por supuesto no fue ajeno a esa disputa ideológica, recordemos que tras la Independencia, lo que vino fue una guerra entre liberales y conservadores, que a veces parece no haber sido resuelta todavía.

     Liberales y carlistas es un ensayo bien escrito y, por lo tanto de fácil lectura. Y aunque fue publicado hace 45 años, ilumina gran parte de nuestro acontecer político nacional y mundial. Creo que por eso fue conservado en el santasantórum.

los carlistas.png
Neos.jpeg
Liberalismo.jpeg